Recetas de café con leche condensada

Recetas de café con leche condensada

13/11/2018 0 Por Luis Malave

4 Recetas de café con leche condensada para endulzar tu día

Son muchos los que toman café por su efecto estimulante, pero lo que pocos saben es que el mundo del café significa todo un arte gastronómico.  Actualmente existe una amplia variedad de formas de preparar café, entre las que están las recetas de café con leche condensada.

Dos de los componentes más comunes con los que suele acompañarse el café son la leche y el azúcar, por lo que añadir leche condensada a tu café es como combinar estos dos ingredientes en uno.

Descubre: ¡Impactantes efectos del café en tu cuerpo! 

¿Por qué? Pues porque la leche condensada no es más que leche a la que se le ha extraído el agua y añadido azúcar, es espesa y cremosa y una de sus principales ventajas es que puede durar años mientras está envasada.

Este es el ingrediente estrella de una diversidad de postres en todo el mundo y también de algunos deliciosos cafés.

Aquí encontrarás algunas recetas de café con leche condensada para que puedas experimentar en casa y probar esta deliciosa combinación.

  1. Barraquito

El barraquito es el café característico de las Islas Canarias, en España. Se trata de un café acompañado con leche condensada, leche entera, licor, canela y limón. Es ideal para combatir el frío y se toma también como postre después de las comidas.

Se originó en el Bar Imperial, en Santa Cruz de Tenerife, en donde todos los días acudía un hombre que se hacía llamar Barraco y siempre tomaba esta bebida.

Encontrar el barraquito fuera de Canarias es complicado, la buena noticia es que puedes preparar esta deliciosa receta de café con leche condensada tu mismo.

Ingredientes

Para preparar el barraquito perfecto tan solo necesitas 6 ingredientes:

  • Leche condensada.
  • Leche entera.
  • Café.
  • Licor 43.
  • Canela en polvo.
  • Corteza de un limón.

El baraquito se sirve generalmente en un vaso de tubo corto y estrecho.

Preparación

Preparar un café barraquito es muy sencillo, el secreto de todo está en el orden de los ingredientes:

  1. Antes de comenzar lo primero que debes hacer es preparar tu café, la opción ideal es un expreso, de no ser posible hazlo en cafetera italiana o prensa francesa.
  2. Calienta la leche utilizando el vaporizador de tu maquina de expreso para a la vez también crear un poco de espuma.
  3. Toma el vaso en donde vayas a servir tu barraquito y vierte en el fondo la leche condensada, unos dos o tres dedos.
  4. Seguidamente añade una pequeña cantidad de licor 43.
  5. Ahora pon en el vaso la leche sin la espuma y la corteza de limón.
  6. Por último vierte el café y agrega un toque de espuma de leche, espolvorea con canela y ya está listo para disfrutar.

Esta es la forma tradicional de preparar el barraquito, pero también puede modificarse, por ejemplo, algunas personas suelen acompañarlo con nata montada en lugar de espuma de leche y cambian el tipo de licor.

Te interesa: Aprende a hacer un café expreso en casa 

  1. Café Leche y Leche

La receta del café leche y leche es muy parecida a la del barraquito, incluso se podría decir que se trata de una versión modificada que solo conserva la leche, el café y la leche condensada.

A diferencia del barraquito, el leche y leche es más conocido en otras partes del mundo, pues es básicamente es un café cortado con leche condensada. Aprende a prepararlo aquí.

Ingredientes

  • Leche condensada.
  • Leche entera.
  • Café.
  • Miel (opcional)
  • Nata montada (opcional)

Esta receta se asemeja mucho al café con leche tradicional, la diferencia está en las proporciones, se prepara con partes iguales de café con leche y leche condensada y se sirve en un vaso pequeño.

Preparación

  1. Prepara el café con leche utilizando tu método favorito.
  2. Toma el vaso en donde vas a servir tu leche y leche y llénalo hasta la mitad con leche condensada.
  3. Luego añade poco a poco tu café con leche sobre la leche condensada y disfruta.

Para tomarlo solo tienes que revolverlo, como la leche condensada ya es muy dulce no hay necesidad de agregar azúcar, pero si quieres añadir una nota dulce especial mézclalo con un poco de miel.

Algunos también lo decoran con nata montada y canela o cacao en polvo.

Descubre: Así se prepara un Mocachino en casa 

Café con leche condensada frío

  1. Café asiático

Esta receta de café con leche condensada es típica de la región de Cartagena en España, es muy parecido al café bombón pero con orígenes e ingrediente diferentes.

El café asiático nace en los años 40 de mano de Pedro Conesa, quien comenzó a promocionar en su bar llamado “Bar Pedrín” esta bebida que tomaban los pescadores de la zona.

La receta es un icono de Cartagena y consiste en la mezcla perfecta de leche condensada, café, coñac y licor 43.

El café asiático incluso tiene su copa especial en forma de cáliz con un pie unido, diseñada por la empresa José Díaz con un cristal resistente al calor.

Anteriormente solía llamarse Ruso, pero debido a la situación política de España en la época se le cambio el nombre al que tiene actualmente.

Para tomar un café asiático no necesariamente tienes que ir hasta Cartagena de España, puedes prepararlo tú mismo.

Ingredientes

Para hacer un café asiático perfecto necesitas 6 ingredientes básicos:

  • Leche condensada
  • Café
  • Licor 43
  • Brandy o coñac
  • Limón
  • Canela
  • Granos de café (opcional)

Se trabaja con proporciones iguales de leche condensada y café.

Preparación

Para preparar el café asiático original se utiliza la copa especialmente diseñada para él, es muy probable que no la tengas porque solo se vende en Cartagena.

Pero no te preocupes, también puedes hacerlo en cualquier vaso alto de pie estrecho.

  1. Antes de comenzar prepara tu café, de preferencia expreso pero si no cuentas con una maquina de expreso hazlo con tu método favorito.
  2. El objetivo al preparar el café asiático es llenar toda la copa, entonces cubre la mayor parte del pie del vaso con leche condensada.
  3. Seguidamente vierte unas dos cucharadas de brandy o coñac y unas gotas de licor 43.
  4. Por último cuando tu café esté listo añádelo a la preparación y coloca un poco de canela en polvo en la superficie, también puedes decorar con granos de café.

La copa especial de café asiático tiene marcas visuales que sirven como guía para medir las proporciones, la leche condensada no sobrepasa las facetas de la parte inferior, el coñac llega hasta la línea de puntos, el licor 43 hasta las lanzas y el café termina de llenar la copa.

Y no dejes de leer: Diversas formas de hacer café 

  1. Café vietnamita

¿Alguna vez has probado el café vietnamita? Esta es toda una delicia del país asiático que vale la pena degustar.

A la hora de preparar el café los vietnamitas tuvieron que utilizar el ingenio debido a las condiciones extremas que se vivían en el  país, por ejemplo, endulzaban el café con leche condensada por la dificultad de conseguir leche fresca.

Además inventaron la cafetera vietnamita, una cafetera individual parecida a la prensa francesa.

Existen dos variedades de receta de café vietnamita, el cà phê sữa nóng o café caliente y el càphê sữ a đá o café frío, ambos con leche condensada.

Ingredientes

Con estos tres ingredientes fundamentales podrás preparar cualquiera de los dos tipos de café vietnamita:

  • Leche condensada.
  • Café robusta con molienda gruesa.
  • Agua hirviendo.
  • Cafetera vietnamita.

Preparación

Este tipo de café se prepara con la cafetera vietnamita, estas son muy económicas, pues no cuentan con ninguna función eléctrica y puedes comprarla por Internet sin ningún problema.

Sin embargo, si quieres probar el café vietnamita y no cuentas con una también es posible hacer una imitación bastante cercana, te explicamos cómo prepararlo en ambos casos:

  1. Pon a hervir una taza de agua.
  2. Toma la taza en donde vas a servir tu café vietnamita y vierte la cantidad necesaria de leche condensada.
  3. Coloca sobre la taza la cafetera vietnamita, añade tu café molido y vierte el agua hirviendo, cierra con la tapa y deja el café gotear por unos cinco minutos, cuando esté listo retira la cafetera.

 

Si no tienes cafetera vietnamita prepara un expreso y agrégalo caliente a la taza con la leche condensada.

  1. Si prefieres la variedad fría, simplemente mezcla esta preparación con hielo picado en un vaso y está listo para disfrutarlo.

Como habrás podido notar la leche condensada da pie a una amplia cantidad de recetas con café, además endulza y da una textura impresionante, no te lo pierdas.

Si te gustó esta receta, no te vayas si compartirla con tus amigos usando los botones de abajo, también puedes dejarnos tus comentarios y suscribirte a la página para que recibas en tu correo nuestras actualizaciones periódicas, ¡Hasta la próxima!