Cómo hacer café espresso

Cómo hacer café espresso

11/11/2018 0 Por Luis Malave

Prepara el mejor café espresso en casa con esta guía.

El café espresso escrito así en italiano recibe su nombre de la máquina que se emplea para prepalarlo, la cafetera espresso o cafetera express, que nació en Italia por la necesidad de preparar un café rápido, lo que no se sabía es que el resultado de esta máquina iba a revolucionar al mundo.

El café expreso, escrito así en español, tiene un sabor y texturas diferentes por la forma en que es preparado, se obtiene porque en la cafetera se genera una presión que hace que el agua caliente atraviese el café molido.

El café espresso se caracteriza por ser denso y suave, con un sabor intenso que tiene un toque de acidez y una fina capa de crema espesa. Además el café expreso es una de las maneras más puras y saludables de disfrutar el café.

También lee: Cómo preparar Mocachino en casa 

Y algo que quizás no sabias es que esta es la base de muchas de tus recetas con  café favoritas, como por ejemplo el latte o el capuchino.

Te preguntarás ¿Cómo preparar un café expreso? ¿Es complicado? La verdad es que hacer un café espresso es todo un arte, que requiere de ciertos pasos, pero nada complicado.

Anteriormente las cafeteras expreso eran exclusivas de las cafeterías, pero hoy en día y gracias a la revolución electrónica existen las máquinas de espresso caseras.

Aquí te enseñamos todo lo que necesitas para hacer café expreso.

Ingredientes

El secreto para obtener un café espresso de calidad está en los ingredientes, que a la vez son muy simples, lo esencial es poner atención a los pequeños detalles. Para preparar el mejor café expreso solo necesitas:

  • Café recién molido: Los granos de café expreso deben ser más tostados, porque de esta manera se aprovechan mejor los aceites del café.

También es importante que la molienda sea fina, pues de esta manera ayuda a aumentar la presión necesaria para que el agua pueda pasar por el filtro.

Y no te pierdas: Distintas formas clásicas de hacer café en casa 

Además de esta manera el agua no atraviesa tan rápido y se desprende más sabor.

  • Agua de calidad: Si, aunque sea difícil de creer el agua es la base de tu café expreso, en algunas ocasiones el agua tiene sabores u olores que pueden interferir en el resultado final del café.

Lo preferible es que utilices agua mineralizada en tus preparaciones.

  • Molinillo de café: Es importante tenerlo para moler los granos cada vez que se vaya a preparar el café expreso y así garantizar el sabor y la frescura, si vas a adquirir uno asegúrate de que con el puedas regular el grosor de la molienda.

Otra cosa a tener en cuenta para obtener el expreso perfecto son las proporciones y el tiempo de preparación.

Un expreso para una sola persona es pequeño, tan solo 30 ml y las condiciones para prepararlo son las siguientes:

  • 7 gramos de café.
  • Agua a 92°.
  • Presión de 9 a 10 bar.
  • 20 – 30 segundos de preparación.

Siguiendo esta fórmula es imposible que el café expreso no sea espectacular. Esto es solo una guía, pero a medida que te acostumbres a tu maquina podrás experimentar.

El secreto de un buen café expreso consta de tres elementos, el tostado del café, la molienda y la presión ejercida en la preparación. Si logras estos rasgos conseguirás el shot de expreso perfecto.

Café espresso

Preparación del café espresso

Con máquina de expreso

Utilizar una máquina de expreso es mucho más sencillo de lo que aparenta ser, no hay que tenerle miedo, solo seguir punto por punto cada una de las siguientes indicaciones:

  • Enciende tu máquina de expreso unos minutos antes de usarla, agrega agua al tanque y déjala pasar por la cafetera para que pueda calentarse. Esto se hace también con la intención de calentar la taza.
  • Asegúrate de que el portafolio, el lugar en donde vas a colocar el café, esté bien seco, y de no ser así, límpialo con un trapo.
  • Agrega la cantidad correspondiente de café en el portafolio, distribúyelo de manera uniforme y aprisiona en el portafiltro con el tamper.

Esto se hace con la intención de eliminar el aire para evitar que el agua se canalice, de esta forma pasa de manera uniforme por todo el café.

  • Limpia la superficie del café molido para evitar que caigan partículas indeseadas en la taza.
  • Finalmente inserta el portafolio en el grupo enrogador, coloca debajo la taza y enciende la maquina inmediatamente, al cabo de unos segundos notarás como empieza a salir el café.
  • Algunas máquinas tienen temporizador, si ese no es el caso de la tuya detenla a los 25 segundos y ya tu expreso estará listo para servirse.
  • Por último debes limpiar la máquina para la próxima preparación, tira el café molido del portafolio, enjuágalo y deja caer agua por el grupo enrogador.

Partiendo de este proceso puedes preparar distintos tipos de expreso además del simple, por ejemplo el doble, el corto que pasa menos tiempo en contacto con el agua y el largo, con un mayor tiempo de extracción.

Sin máquina de expreso

Muchos expertos te dirán que para hacer este café necesitas una maquina de expreso, la verdad es que no se equivocan, pero aunque el resultado no será el mismo si se puede imitar el proceso.

Descubre: Los efectos del café en tu cuerpo 

Cafetera Italiana

Con este método casero se puede conseguir un efecto muy parecido al del café expreso porque también utiliza el método de presión para obtener café. Para prepararlo debes seguir los siguientes pasos:

  • Muele el café con una molienda intermedia.
  • Llena la parte inferior de tu cafetera con agua hasta la válvula de seguridad.
  • Pon el café en el filtro sin aprisionar y sella la cafetera con la parte de arriba.
  • Pon en el fuego a una intensidad media y con la tapa levantada, esto con la intención de que el agua se caliente más lento y tenga más contacto con el café.
  • Cuando comience a hervir y a emitir los sonidos propios de esta cafetera baja el fuego y cierra la tapa hasta que salga todo.

El inconveniente con este método es que no puedes controlar la intensidad de la presión ni tampoco la temperatura, pero es muy bueno para obtener un sabor parecido al espresso.

La mejor manera de disfrutar tu expreso es mientras está caliente y que mejor que preparado por ti mismo, pierde el miedo  y aprende a preparar distintas recetas con café a base de expreso.

Si te gustó este artículo, déjanos tus comentarios y compártelo con tus amigos en las redes sociales haciendo clic en los botones de bajo y no te vayas sin suscribirte para que te enteres de nuevos artículos interesantes sobre el café.