Cómo hacer un capuchino en casa

Cómo hacer un capuchino en casa

09/11/2018 0 Por Luis Malave

Capuchino: La receta clásica justo en tu hogar.

El Capuchino, una de las recetas de café más famosas del mundo. De seguro lo conoces y más de una vez lo has tomado ¿pero sabes cómo se prepara?

Hacer un capuchino es todo un arte y hay que seguir ciertas reglas para conseguirlo. Sin embargo este café con leche y espuma no es difícil de preparar y una vez domines la técnica podrás hacerlo a diario sin necesidad de ir a una cafetería.

El capuchino no es más que un espresso con leche caliente y leche espumosa que se consigue con un poco de técnica y conociendo las proporciones exactas.

Es muy típico en los desayunos italianos y su nombre proviene de la palabra Capuchino, se llama así porque su color recuerda a los hábitos de los monjes capuchinos.

Tambien lee: ¡Como hacer un rico Mocachino casero! 

Anteriormente la única manera conocida de preparar capuchino era con una máquina de espressos que solo podías encontrar en una cafetería, sin embargo, hoy en día existen diferentes métodos para hacer un capuchino en casa.

El capuchino, aunque no lo parezca, es algo muy simple, se trata tan solo de dos ingredientes básicos, café y leche, que se dividen en capas y desprende un intenso aroma y un delicioso sabor, pero no es un simple café con crema, aquí descubrirás por qué.

Capuchino

Ingredientes del capuchino 

La receta del capuchino es muy sencilla, pues solo tiene tres ingredientes, café espresso, leche y espuma de leche, el secreto de todo está en las proporciones, para preparar el capuchino perfecto necesitas:

  • 1/3 de café expreso.
  • 1/3 de leche: Preferiblemente entera, debido a que la espuma depende de la cantidad de grasa.
  • 1/3 de espuma de leche.
  • Canela o cacao para decorar.

Según la receta tradicional está compuesto por 150 ml en total, de los cuales 30 ml son de café y el resto son partes iguales de leche y espuma de leche.

El capuchino tradicional se prepara en una máquina de espressos, pero si no cuentas con una hay maneras alternativas de prepararlo, te explicamos ambas.

Preparación del capuchino 

Capuchino sin máquina

  • Si no tienes una cafetera para espresso en casa lo que debes hacer es preparar tu café un poco más fuerte de lo habitual, esto con la intención de que no se pierda su sabor cuando agregues la leche.
  • Para preparar la espuma de leche tienes que poner en el fuego la leche, hasta que caliente, sin dejarla hervir, la temperatura ideal son 65°, sabrás que está lista cuando comiencen a salir pequeñas burbujas.
  • Una vez esté caliente la leche viértela en la licuadora, enciéndela y dejala por aproximadamente un minuto, también puedes crear este efecto usando una varilla eléctrica.
  • Si no tienes licuadora puedes verter la leche en un frasco y dejar en la nevera para enfriar, luego hay que cerrarlo y agitarlo con fuerza, quitar la tapa y dejar en el microondas por 20 segundos.

Así lograrás llevar la espuma a la superficie y dejar la leche caliente debajo.

  • Ahora se pone el café en la taza, seguidamente se le agrega la leche sin espumar y por último la espuma, y listo tienes tu capuchino casero preparado sin maquina.

Te puede interesar: ¡Distintas formas de hacer café en casa! 

Capuchino con máquina

Anteriormente las máquinas de esspreso eran exclusivas de las cafeterías, pero gracias a la revolución tecnológica ahora es posible tener tu propia maquina de expreso en casa.

Si eres un aficionado al café y cuentas con una te enseñamos como utilizarla para hacer capuchino.

  • Prepara el expreso.
  • Toma la jarra y llena las ¾ partes con la leche.
  • Inclina la jarra ligeramente e introdúcela en el vaporizador, y acciónalo, observa mientras se van creando las burbujas y procura que sean pequeñas.
  • La leche no puede superar los 60°, sabrás que está listo cuando doble su tamaño.
  • Vierte el expreso en la taza y coloca la leche y por último la capa de espuma. Esto debes hacerlo con un movimiento circular desde el centro.

Independientemente del método que hayas utilizado el café debe servirse en una taza de porcelana y prepararse directamente allí.

En Italia se acompaña el capuchino con un vaso de agua fría y una galleta o bombón.

Puedes decorar tu capuchino con un toque de canela y cacao, los baristas también suelen hacer formas en la espuma. No esperes más y prueba el tuyo.

¡Si te gustó este artículo, déjanos tus comentarios y compártelo con tus amigos en las redes sociales haciendo clic en los botones de abajo y no te vayas sin suscribirte para que te enteres de nuevos artículos interesantes sobre el café!